Reseña histórica

La Estación de Biología Experimental de Cogullada, antecedente de la EEAD-CSIC, se creó el 20 de enero de 1944. En 1948, se cambió la denominación de Estación de Biología Experimental de Cogullada por la de Estación Experimental de Aula Dei (EEAD), dada su gran proximidad a la Cartuja de Aula Dei, monasterio del s. XVI ubicado en la finca denominada «La Cartuja», a 13 kilómetros de Zaragoza, donada por la Caja de Ahorros de Zaragoza. En 1952 se inauguró el nuevo edificio.

Desde sus inicios, la EEAD contempló objetivos de investigación básicos y aplicados, adecuando sus líneas de trabajo a las necesidades de investigación de cada momento. Gracias a una acertada política de reclutamiento de talentos, desde muy temprano se consagró como uno de los centros nacionales de referencia en la investigación agraria española, con gran impacto económico y social. Los convenios con los Estados Unidos y los Planes de Desarrollo de España financiaron logros científicos notables en el campo de la citogenética, la pomología, la fertilidad de los suelos o la mejora genética. Algunos hitos destacables de la EEAD fueron el descubrimiento del número cromosómico humano por el investigador J.H. Tjio, la enorme contribución al desarrollo del triticale o la obtención, entre otras muchas variedades, de la cebada Albacete, la variedad de cebada más cultivada en la historia de España.

Dos hitos de la EEAD son el desarrollo del triticale y la obtención, entre otras variedades, de la cebada Albacete

Tras diversos cambios de estructura, en 1965, la organización del centro ya era bastante cercana a la actual, con los departamentos de Citogenética y Mejora, con secciones de Citología, Remolacha, Forrajeras, Cereales y Maíz; Pomología; Fisiología Vegetal, con secciones de Bioquímica y de Edafología; Fitopatología, con sección de Virología. Los cambios posteriores supusieron, fundamentalmente, la desaparición de la sección de Virología y la creación de los nuevos departamentos de Edafología (en la actualidad Suelo y Agua) y Fertilidad del Suelo (en la actualidad Nutrición Vegetal), hasta llegar a la estructura actual, aprobada en 2006.

Durante este primer semestre del año, la EEAD ha albergado una exposición acerca de los orígenes del Instituto y, por ende, del Campus de Aula Dei. Para conocer en profundad este acontecimiento y la documentación relacionada se puede visitar el siguiente enlace:

https://digital.csic.es/bitstream/10261/182828/4/Exps%2c%20Confs%20y%20ots%20actividds%20divulgtvs%20clbrds%20-%20%201.pdf

Presente y futuro de la EEAD-CSIC

En la actualidad, la EEAD-CSIC centra su investigación en conseguir un sector agrícola más competitivo y a la vez más sostenible mediante un conocimiento profundo de los procesos que suceden en el sistema planta-ambiente. Este objetivo está presente en las tres principales líneas de investigación que se llevan a cabo actualmente en la EEAD-CSIC:

  • Obtención y desarrollo de materiales vegetales adaptados a las zonas templadas
  • Conocimiento y optimización de los procesos de las plantas que limitan los rendimientos
  • Desarrollo de sistemas para una agricultura acorde con las buenas prácticas medioambientales

Son varios los proyectos de investigación que los 120 trabajadores de la EEAD-CSIC desarrollan actualmente gracias a la financiación regional, nacional e internacional. Cabe hacer referencia a algunos de ellos como, por ejemplo, METALFER y HEMENITROSYM que, con fondos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, llevan a cabo los estudios sobre aspectos básicos de la nutrición férrica y nitrogenada de los cultivos, que dos grupos de investigación de la EEAD-CSIC vienen realizando desde su constitución en las dos últimas décadas del siglo pasado. Estos proyectos centran sus esfuerzos en identificar factores cruciales en los procesos de homeostasis de metales, como el hierro en plantas, y de la fijación biológica de nitrógeno, que realizan las leguminosas en simbiosis con rizobios, cuya comprensión ayudará a reducir los insumos de fertilizantes y mitigar la contaminación ambiental causada por la fertilización.

También cabe resaltar un grupo de proyectos que, con fondos de la UE, abordan diferentes estudios que representan líneas emergentes de investigación de carácter aplicado de la EEAD-CSIC. El proyecto PIRAGUA, coordinado desde la EEAD-CSIC tiene como principal objetivo evaluar los recursos hídricos de los Pirineos en un contexto de cambio climático con el fin de establecer medidas de adaptación con impacto en el territorio. En relación con la adaptación al cambio climático de los sistemas agrarios Mediterráneos, varios investigadores de la EEAD-CSIC participan también en el proyecto IBARMED, que plantea desarrollar enfoques innovadores de mejora de la cebada para afrontar el impacto del cambio climático en la región mediterránea. Otra participación en grandes consorcios europeos es el proyecto 

El proyecto PIRAGUA, financiado por la UE y coordinado desde la EEAD-CSIC, tiene como principal objetivo evaluar los recursos hídricos de los Pirineos

DIVERFARMING en el que participan 25 socios europeos y que la EEAD-CSIC lidera la participación del CSIC en este proyecto. Este proyecto tiene como misión la evaluación agronómica, ambiental y económica de la diversificación de los sistemas de cultivo en Europa. Un último ejemplo de línea emergente financiada internacionalmente es la participación en el proyecto de la convocatoria LIFE MULTIBIOSOL en el que se busca desarrollar plásticos innovadores de uso agrícola que sean totalmente biodegradables generando el menor impacto posible en el ambiente.

El proyecto DIVERFARMING tiene como objetivo evaluar la diversificación de los sistemas de cultivo europeos

El proyecto LIFE MULTIBIOSOL pretende desarrollar plásticos innovadores de uso agrícola que sean totalmente biodegradables

Su director, Jesús Val, considera que el gran reto que tiene la EEAD es mantener su condición de referente en la investigación agraria y medioambiental en condiciones de agroclima templado semiárido-mediterráneo y resalta el inmediato impacto del trabajo de investigación de este instituto del CSIC en áreas de gran demanda social, como la sostenibilidad de los sistemas agrícolas, la gestión del agua como un recurso limitado y estratégico, y la calidad y seguridad de los productos agrícolas y agroalimentarios.

Jesús Val Falcón, Jorge Álvaro Fuentes, Ana Álvarez Fernández