El Instituto de Neurociencias, creado en 1990 como Instituto Universitario de la Universidad de Alicante, pasó en 1995 a ser Unidad Asociada del Instituto Cajal del CSIC. Finalmente, en 1999 se convierte en centro mixto del CSIC y la Universidad Miguel Hernández de Elche; por lo tanto, celebramos este año su vigésimo aniversario. Se trata de un centro público dedicado a la investigación del cerebro en condiciones normales y patológicas, a través de un enfoque multidisciplinar en el estudio de la estructura, función y desarrollo del sistema nervioso.

Puesto que se trata de un centro dedicado al estudio del cerebro, incluyendo sus patologías, su personal científico se esfuerza en descifrar los mecanismos neurobiológicos que subyacen a las funciones mentales, como las emociones, el aprendizaje y la memoria; así como realizar aportaciones que mejoren metodológicamente el abordaje de los pacientes neurológicos y psiquiátricos. El descubrimiento de potenciales biomarcadores de la función neural permitirá hacer un seguimiento de la maduración cerebral y del aprendizaje en la infancia, prevenir la fragilidad en la vejez y ayudar a mejorar el diagnóstico y las terapias de las enfermedades del sistema nervioso.

Entrada del Instituto de Neurociencias

A lo largo de sus 20 años de vida ha mantenido un nivel creciente de publicaciones con alto impacto científico en revistas de prestigio internacional. Sus sucesivos directores han estimulado la investigación de calidad y la política de excelencia científica, lo que ha llevado a este instituto a posiciones sobresalientes de liderazgo científico en su especialidad. Carlos Belmonte fue el fundador y primer director del Instituto de Neurociencias, desde su creación hasta 2007, año en que le sucedió Juan Lerma hasta 2016; desde ese momento dirige el centro Salvador Martínez.

El actual director del Instituto de Neurociencias, Salvador Martínez

La investigadora Ángela Nieto, galardonada este año con el Premio Nacional Santiago Ramón y Cajal de Biología

El personal del Instituto de Neurociencias asciende a 265 personas, de las que 44 son investigadores; un 60% son mujeres y un40% hombres, y aproximadamente el 12% proviene de otros países, ya que existe el compromiso de atraer talento extranjero, lo que contribuye a la consideración de centro internacional de excelencia en neurociencia. A nivel nacional, el Instituto de Neurociencias ha recibido la acreditación de Centro de Excelencia Severo Ochoa en para los periodos 2014-2018 y 2018-2022. Este año, además, una de sus investigadoras más prestigiosas, Ángela Nieto, ha sido galardonada con el Premio Nacional Santiago Ramón y Cajal de Biología, que otorga el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, por sus estudios pioneros para la comprensión del origen del cáncer y las enfermedades degenerativas asociadas al envejecimiento.

Las líneas de investigación, que definen los programas, constituyen plataformas transversales de colaboración donde los grupos científicos realizan su trabajo, a menudo integrado en más de una línea de investigación. Los objetivos fundamentales de las principales líneas de investigación son los siguientes:

  • Línea 1. Intentar describir los genes y mecanismos que regulan y coordinan la morfogénesis del sistema nervioso central y periférico.
  • Línea 2. Llegar a comprender los mecanismos de guía de axones y movimientos de células migratorias durante el desarrollo.
  • Línea 3. Identificar los mecanismos moleculares que controlan el desarrollo del cableado neural.
  • Línea 4. Estudiar los mecanismos moleculares y funcionales que controlan la formación de sinapsis, la maduración y la transducción sensorial.
  • Línea 5. Estudiar los mecanismos fisiopatológicos de los procesos asociados a déficits de aprendizaje y discapacidad intelectual, así como enfermedades degenerativas del cerebro.
  • Línea 6. Identificar y comprender las consecuencias sobre la función cerebral del desequilibrio en el control de la homeóstasis e inmunológico, como ocurre en la neuroinflamación y el cáncer.
  • Línea 7. Una línea transversal, incluida como un objetivo natural en todas las líneas anteriores, es arrojar luz sobre los mecanismos fisiopatológicos de las enfermedades mentales a nivel molecular, celular y del sistema. Así como la búsqueda de posibles tratamientos en plataformas de testado de alta eficiencia en modelos animales de enfermedad neurológica.

En líneas generales, el proyecto científico del Instituto de Neurociencias es aumentar el conocimiento sobre la función cerebral normal y sobre las raíces biológicas de las enfermedades cerebrales, para mejorar la prevención, el diagnóstico, las terapias y el pronóstico de las mismas. Para lograr este objetivo, los planes estratégicos del Instituto se basan en el desarrollo de líneas de investigación que fomentan la colaboración entre científicos de diferentes unidades y grupos, lo que permite compartir intereses, realizar abordajes multidisciplinares y establecer sinergias para la captación de recursos.

Los enfoques tecnológicos multidisciplinarios tienen como prioridad el diseño de paradigmas experimentales originales. El Instituto de Neurociencias se prepara tecnológicamente para afrontar los retos que se plantean para la neurociencia del futuro, fundamentalmente basados en el conocimiento holístico de la actividad cerebral a lo largo del desarrollo y la maduración del individuo, para entender los mecanismos neurobiológicos de la conducta normal y de la alterada. Los análisis multiparamétricos y el manejo de análisis de datos masivos con algoritmos de inteligencia artificial abren un camino determinante para el avance del conocimiento en esta área.

Instalaciones del Instituto de Neurociencias

Además de su proyecto científico, el Instituto de Neurociencias comprende también otras dos importantes vertientes: la de innovación y la docente.

En cuanto a la primera de ellas, el Instituto cuenta con una unidad científica de innovación dependiente de la Agencia Valenciana de Innovación, cuyo único objetivo es innovar a través de la transferencia de resultados. Esta unidad es el nexo entre la investigación y las necesidades detectadas por institutos tecnológicos y empresas, quienes proponen los retos a superar y aportan los medios para abordarlos. Esto representa un cambio paradigmático en la transferencia de resultados científicos a la sociedad, estableciendo un puente sólido entre la ciencia básica y la empresa.

Respecto a la segunda, el Instituto de Neurociencias es también una institución docente que quiere difundir la excelencia en la formación académica y técnica. Este objetivo se dirige a la formación de nuevas generaciones de neurocientíficos a través de su programa internacional de Doctorado en Neurociencias, declarado de excelencia por el Ministerio de Educación, que constituye un foro de referencia en el que colaboran científicos básicos y clínicos de las más variadas disciplinas y de adscripción nacional e internacional. Además, también imparte el Máster Internacional en Neurociencias: de la investigación a la clínica, en colaboración con el Instituto Pasteur y la Universidad París VI (Pierre et Marie Curie).

Doctorandos del Instituto de Neurociencias

CSIC Comunicación